Ir directamente al contenido

Garantía de Germinación

 

 

Todas las semillas Granel Selección del Jhon cuentan con garantía de germinación exclusivamente con el uso del metodo tupper. 

En caso de tener problemas con la germinación contactar al número de administración +56 9 9070 7001 para gestionar la reposición de las semillas. 

Para esto deberá tener fotografías del procedimiento y las semillas que no germinaron para ser cambiadas por unas nuevas

-

Método Tupperr:

Para llevar a cabo el proceso debemos tener:

  1. Papel de cocina, toalla nova o servilletas. Mientras mayor grosor tenga el papel, es más ideal pero no trascendental.
  2. Tupper o caja hermética de alimentos que se pueda cerrar, y si es posible, un rociador de agua.
  3. Agua sin coloro (para esto debes dejar el agua de la llave reposar en un recipiente abierto por 24 horas, basta una botella sin tapa)
  4. Idealmente un rociador, aspersor, pulverizador. En caso de no tenerlo podemos mojarnos las manos y dejar las gotas caer
  5. Las semillas a germinar.

Primero: Colocaremos papel absorbente dentro del tupper, generado una especie de cama para las semillas.

Segundo: Debemos poner cuidadosamente las semillas dentro del tupper sobre el papel absorbente, a lo menos a 3 o 4 centímetros de distancia entre cada una.

Tercero: Sobre las semillas pondremos una segunda capa de papel absorbente, dejándolas cubiertas por ambos lados

Si estás germinando distintas genéticas, recuerda dejar una marca para recordar cual corresponde a cada semilla. Para esto puedes escribir sobre la servilleta o usar distintas capas de servilletas para cada genética.

Cuarto: Con nuestras manos o el aspersor humedecemos el papel absorbentes dejándolo bien mojado pero no encharcado. Si notamos posas de agua o al dar vuelta el tupper (sosteniendo el papel) gotea mucha agua (unas dos tres gotas pueden caer, una diez o un hilo de agua es lo que nos referimos con mucha) es mejor cambiar el papel absorbente y repetir el proceso.

Un exceso de agua podría llegar ahogar la raíz de la semilla

Quinto: Dejamos las semillas en oscuridad y temperatura ambiente, puede ser un closet, cajón, etc.

Si ponemos debajo de las semillas una fuente de calor ligero como un router, la germinación es más rápida.

Sexto: Revisaremos diariamente las semillas, verificando que el papel se mantenga húmedo y mojándolo si es necesario. Es importante revisar todos los días para renovar aire y controlar estado de la germinación.

El proceso puede tardar hasta 10 días en algunas semillas, lo normal es que germinen entre 2 a 5 días.

Séptimo: Cuando la semilla este germinada, notaremos que esta tiene una pequeña cola blanca, llamada radícula. Según el estado de germinación esta puede medir entre 1cm a 3 cm aproximadamente. Una vez notemos que comienza a salir radícula podemos pasar la semilla a tierra.

En caso que se pasen los días y la semilla germine totalmente, notaremos unas pequeñas hojas amarillas, las cuales dejaremos sobre salir ligeramente de la tierra. Una vez comiencen a generar fotosíntesis se podrán verdes.



Octavo: Para pasar la semilla a tierra previamente humedecemos la tierra, para que evitar que la semilla se hunda al regarla.

Esto pasa en casos muy puntuales, donde se usa bastante presión al regar. Si regaste después de poner la semilla, no pasa nada, mientras no haya deformado mucho el sustrato.


Noveno: Debemos hacer un pequeño agujero más grande que la radícula de la semilla (entre 1,5 y 2 veces el tamaño), podemos usar un lápiz, nuestro dedo o algún instrumento no metálico que tengamos a mano.

Una vez hecho el agujero depositaremos la semillas y cerramos con un poco de tierra el agujero. Sin presionar en exceso, solo dejando caer la tierra y acomodándola ligeramente para nivelarla.

Décimo: Esperar y mantener hidratada la tierra, dentro de unos pocos días comenzara a brotar la plántula (una pequeña planta con dos hojas redondas).

En interior la plántula le daremos idealmente humedad alta y una potencia lumínica media.

En exterior durante los primeros días la dejaremos debajo de una luz fresca, idealmente debajo de un árbol o arbusto que absorba parte de la luz y calor, también sirven mallas u algún elemento que encontremos en casa que reduzca un poco el calor. En Chile durante las temperaturas pueden llegar a ser muy altas, deshidratando fácilmente una pequeña planta, en caso de no poder darle un clima fresco deberemos tenerla siempre bien hidratada.

Carrito